«Si nadie arriesga, nadie consigue nada». Entrevista en La Voz de Galicia á nosa presidenta, Montse Rodríguez (09/03/2016)

  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /usr/home/opeto/www/modules/views/views.module on line 843.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_display::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /usr/home/opeto/www/modules/views/plugins/views_plugin_display.inc on line 1877.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_display_page::options_submit() should be compatible with views_plugin_display::options_submit(&$form, &$form_state) in /usr/home/opeto/www/modules/views/plugins/views_plugin_display_page.inc on line 481.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_display_block::options_submit() should be compatible with views_plugin_display::options_submit(&$form, &$form_state) in /usr/home/opeto/www/modules/views/plugins/views_plugin_display_block.inc on line 193.
  • strict warning: Declaration of views_handler_argument::init() should be compatible with views_handler::init(&$view, $options) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_argument.inc on line 745.
  • strict warning: Declaration of views_handler_argument_broken::ui_name() should be compatible with views_handler::ui_name($short = false) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_argument.inc on line 770.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort_broken::ui_name() should be compatible with views_handler::ui_name($short = false) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 82.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 585.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 585.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter_broken::ui_name() should be compatible with views_handler::ui_name($short = false) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 609.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter_boolean_operator::value_validate() should be compatible with views_handler_filter::value_validate($form, &$form_state) in /usr/home/opeto/www/modules/views/handlers/views_handler_filter_boolean_operator.inc on line 128.

Montse Rodríguez Varela (Santiago, 1980) es la presidenta de la Asociación de Interese Solidario O Peto y mañana participará en el Foro Voz sobre generación de empleo local que se celebrará en Carballo.

-¿A qué se dedica la organización que preside?

-La finalidad es apoyar los proyectos de autoempleo que no pueden optar a otro tipo de ayuda, ya sea créditos bancarios o apoyos familiares. Son personas que no pueden sacar adelante sus iniciativas por falta de avales. No cobramos intereses, sino que más bien somos como un fondo de ahorro solidario y alternativo, en el que hay más de 150 personas.

-¿Cuánto tiempo dan de plazo para devolver la ayuda?

-No hay un tiempo determinado, depende de la cantidad con la que lo hayamos apoyado, la mensualidad que pueda pagar e incluso si hay período de carencia o no o de la situación personal.

-¿Cómo eligen las propuestas que apoyarán?

-Quien hacía el estudio de viabilidad era la Plataforma polo Emprego de Cáritas, pero con el tiempo nos dimos cuenta de que nosotros también podíamos hacerlo y empezamos con mini estudios para saber más o menos si van a salir adelante o no porque no son apuestas grandísimas sino que más bien es para pequeños proyectos y sueños de personas. Pero son cosas muy concretas, con cantidades pequeñas. Creo que el mayor fue de 10.000 euros, pero la mayoría son de 2.000 a 4.000 euros.

-Esas pequeñas cantidades pueden marcar una gran diferencia.

-En los once años que llevamos trabajando, creo que llevamos 54 o 55 ayudas concedidas. Prácticamente todas siguen funcionando, salvo cinco o seis. La mayoría de la gente sabe como funcionamos. Somos más de 150 personas que apostamos nuestro dinero por ellos. Eso crea una gran implicación en la persona que recibe esa pequeña ayuda. Es el modo de que responsabilizarlo con el proyecto y con O Peto.

-¿Tienen algún ámbito territorial?

-Básicamente trabajamos en la comarca de Santiago, porque nacimos aquí, pero estamos abiertos a atender proyectos de otros puntos.

-Debe dormir usted muy bien, con la conciencia muy tranquila.

-Bueno, se podrían hacer muchas más cosas. También es una gran responsabilidad. Decir no a determinados proyectos, como se ha dado el caso, genera cierta ansiedad, incluso conceder las ayudas también pone nervioso.

-¿Qué siente cuando ve que una pequeña empresa sale adelante con ese poco dinero, que a veces cuesta tanto reunir?

-Es una satisfacción grande. En la asamblea que tuvimos, hace poco más de un mes vinieron tres personas a exponer los proyectos en los que les ayudamos y yo, por ejemplo, casi acabo llorando, porque una de las personas se emocionó mucho.

-Son todo lo contrario a un banquero.

-Somos todo lo opuesto. No cobramos intereses ni sacamos ganancia alguna, sino todo lo contrario. El dinero pulula en manos de personas que realmente lo necesitan en vez de tenerlo en el banco.

-¿Pueden extender su organización o hay alguna limitación?

-No, nosotros trabajamos a muy pequeñita escala, pero en Andalucía, por ejemplo la entidad de interés solidario mueve muchísimo más capital. En Galicia también está funcionando Fiare, que es una cooperativa de crédito. Ellos si que son una banca alternativa.

-¿Han notado la crisis?

-Se notó en la solicitud de proyectos porque la gente arriesga mucho menos. Tuvimos una etapa en la que casi no nos llegaba ningún proyecto de autoempleo. Ahora parece que está arrancando un poco, pero todavía hay mucho miedo a emprender y sacar algo adelante por el riesgo que supone, tanto económico como personal. Siempre hay que arriesgar, aunque con precaución porque sin eso no se podrían cumplir los proyectos y sueños de muchas personas. Si nadie arriesga nadie consigue nada.